jueves, 27 de septiembre de 2012

JUAN ÁLVAREZ SERRANO
(? - 1651)



Oidor de la Audiencia de México

No sólo ha dado Andújar destacados artistas, valientes soldados, abnegados religiosos y mártires -que podíamos decir, emulando las biografías de antaño-, sino que también la jurisprudencia ha tentado a alguno de nuestros paisanos. Tal es el caso de Juan Álvarez Serrano, noble por los cuatro costados, que llegó a ser oidor de la Audiencia de México.

Se educó en Sevilla, en el colegio de Santa María de Jesús, y allí debió contraer matrimonio con doña Juana Bernaldo de Quirós. De este matrimonio nacieron dos hijos: Fernando y Luisa. Marchó a México donde, además del cargo antes citado, fue benefactor del Hospital de San Lázaro. Durante los últimos años de su vida se vio apartado de la justicia por motivos de salud.

Fachada de la antigua Audiencia de México

A pesar de la distancia, mantuvo siempre una gran devoción por la Virgen de la Cabeza, devoción que alcanzaba entonces su plenitud, desbordando la fama de su culto y fiesta romera los límites peninsulares. Sobre esto nos informa con amplitud Antonio García Abasolo en un artículo aparecido en la revista Códice, del que hemos extraído los datos que siguen. Donó a la Virgen de la Cabeza un negrito llamado Hipólito y una corona de oro y piedras, recaudando además dinero para fomentar la devoción entre los jienenses del virreinato. Esa limosna tenía como destino el convento del Carmen de Andújar, y con ello pretendía Juan Álvarez que los frailes compraran terrenos colindantes del Santuario para servicio de este. Otra donación iba destinada a la capilla familiar de San Pedro, en Santa María La Mayor: un lignum crucis y una reliquia de San Bartolomé, según consta en su testamento.

Capilla de San Pedro en Santa María La Mayor

Algunos documentos de la época nos informan de algunas de las actuaciones de don Juan: en 1627 tuvo un papel activo como consejero del virrey en las graves inundaciones que asolaron la ciudad de México; en 1633 redacta un informe destinado al rey, respecto de la conquista de California. De una década anterior son los Autos y declaraciones que por cédula real recibió el Sr. Licenciado don Juan de Álvarez Serrano, oidor de esta real audiencia de México sobre el descubrimiento de las Californias. En 1639 ha de intervenir en el Capítulo de los Mercedarios, ante un grave problema suscitado en el seno de dicha comunidad conventual mexicana.

Fue también patrono del convento de Nuestra Señora de la Merced de México, hermano de la Sagrada Congregación Eclesiástica del Señor San Pedro, y estuvo relacionado con la Cofradía del Santísimo Sacramento de Andújar.

Ciudad de México en el siglo XVII (www.ciudadanosenred.com)

Antonio Terrones Robles tiene un espacio para él en su Vida, martirio, translación y milagros de San Eufrasio... (1657). En el capítulo dedicado a «los varones señalados en armas, y letras, que ha tenido en todos tiempos la ciudad de Andujar», expone lo más significativo de su paisano: «Don Iuan de Alvarez Serrano, Colegial del Colegio mayor de Seuilla, y Catedratico de Prima, y Oydor en Mexico, de la casa y familia de Alvarez, que está y permanece en la villa de Menvibre, tierra del Vierzo, y Reyno de Leon» (fol. 219v).

Se puede apuntar como año de fallecimiento 1651, a tenor de cierto documento conservado en el Archivo de Indias donde, además, se consigna que es dueño de dos capellanías en la parroquia de Santa María de Andújar.




FUENTES:

ALVARADO MORALES, Manuel; “El cabildo y regimiento de la ciudad de México en el siglo XVII. Un ejemplo de oligarquía criolla”, Historia Mexicana. Vol. 28, No. 4 (Abr. - Jun., 1979), pp. 489-514.

GARCÍA ABASOLO, Antonio; “Gentes del Reino de Jaén en el Nuevo Mundo”, Códice, 4, (1989), pp. 29-39.

SUÁREZ FERNÁNDEZ, Luis; Historia General de España y América: América en el Siglo XVII, Volumen 9. Madrid, Rialp, 1990.

TERRONES ROBLES, Antonio; Vida, martirio, translación y milagros de San Eufrasio. [Jaén, Diputación, 1996. Facsímil].




No hay comentarios:

Publicar un comentario